El camino que se acaba

El camino que se acaba

Llegamos para vivir. Llegamos para morir.

Llegamos para ser, estar, padecer y reír.

A veces olvidamos bebernos la vida a sorbos o decir todo lo que sentimos a quien amamos.

Solemos creer que hay más oportunidades, momentos…, no obstante, puede no haberlos.

Levantarse mirando al futuro es retar al destino, es plantar cara al “FINAL“.

LA VIDA ES UNA SOLA. No suframos sin necesidad, no dejemos de hacer cosas porque pensemos que existe un mañana. No neguemos u obviemos besar y abrazar, oler, sentir y tocar a gente querida y que pasa por nuestra vida para aportarnos calidez y enseñanzas.

Seamos la esencia que se expande y no se acobarda. Seamos luz, pasión y ganas de lucha.

Seamos verdad, consciencia, presente y futuro.

Vivamos el presente de cara al futuro, pero no olvidemos que todo llega y todo se acaba. Lamentemos poco.

La vida está para vivirla como si nos prestasen segundos.

(A quienes se han ido. Gracias por completarme. Gracias por los besos y palabras bonitas)

 

Sin Comentarios

Dejar un Comentario

error: Copyright