Lactancia materna. Alegato

Lactancia materna. Alegato

«Amar«, palabra casi idéntica a «mamar«…¡Qué miedo tenemos a amar y a amamantar!

¿Por qué esos miedos?

La sociedad habla, opina de más y no ayuda ni apoya. Aporta frases vacías y comentarios negativos, a veces incluso hirientes.

Como mujeres y madres estamos solas en muchas ocasiones, intentando lidiar con nuestras madres, suegras, parejas y amigos, con vecinas y compañeras de trabajo.

Mi bebé mama, sí, porque quiere, porque quiero, porque nos hace felices y está sano y fuerte.

Lo necesita, lo reclama, me reclama. Desea mi calor, mi olor, protección, calma…, TODO MI SER. Desea a su MADRE.

Es nuestro momento, lo hemos elegido nosotras. Que se nos respete, no se analice, no pretenda cambiarse o convertirse en algo sucio o negativo. Es sano, natural, puro. Dar amor, dar alimento, dar nuestro tiempo como madres es AMAR y PROTEGER.

Que no se juzgue como no se juzgan otros actos. La vida, las decisiones propias lo son. Lo íntimo es parte de nosotras y algo que es un acto desinteresado y sacrificado, debe apoyarse e intentar comprenderse.

Muchos que han mamado, ahora reniegan, olvidan, rechazan y se horrorizan de lo que no entienden. ¡Qué pena hablar sin saber!

Cuesta asumir que en una relación tan estrecha no hay lugar para terceros. Podéis observar, asombraros, sin embargo, no conseguiréis que finalicemos algo si no lo deseamos. Si queréis estar, participar y aportar, apoyádnos y enorgulleceos de como damos todo por vuestros y nuestros hijos.

En mi caso, somos una, yo soy suya y vamos a vivir y decidir juntas.

PRÓXIMAMENTE SIGUIENTE EBOOK SOBRE LACTANCIA MATERNA (ANA M. LONGO)

Sin Comentarios

Dejar un Comentario

error: Copyright